Más de 3

Mamá emprendedora: Mamá Legal

MAMÁ EMPRENDEDORA: MAMÁ LEGAL (Agustina Rico)

 

  1. Cuéntanos un poco sobre tí:

Soy Agustina, abogada y Licenciada en Criminología, madre de dos niños, el mayor está apunto de cumplir 7 años y el peque 2 años y medio.

Ejerzo como abogada desde hace 13 años, los primeros años trabajé para dos despachos hasta que decidí que no quería estar siempre trabajando para otros y empecé a trabajar por mi cuenta. Primero lo compaginaba con un trabajo a media jornada hasta que dí el salto y me independicé de mi jefe definitivamente.

En estos 9 años he estudiado Criminología, así como otros cursos de formación continuada, en esta profesión hay que reciclarse constantemente.

El nacimiento de mi primer hijo hizo que me replanteara muchas cosas, tanto a nivel laboral como de forma de crianza. No podía dejar a mi bebé llorar ni medio segundo, lactancia a demanda e ininterrumpida hasta que él ha querido, colecho, porteo… a pesar de las numerosas críticas de familiares y conocidos.

Con mi segundo bebé hemos seguido el mismo tipo de crianza, no hemos cambiado nada, solo que con este segundo embarazo me di cuenta que había sido víctima de violencia obstétrica en el primer parto y por lo que insinuaba mi Dra. el segundo iba por el mismo camino. Así que en la semana 33 de embarazo me empoderé, tomé las riendas y cambié de médico, logrando un parto totalmente natural y respetado al 100%.

Me considero una persona con las ideas claras, sé lo que quiero y persigo mis sueños, aunque he de reconocer que no siempre es fácil tomar la decisión y lanzarse, ya que suelo meditar y madurar mucho las ideas y mis decisiones. Si sé que voy a empezar algo y no lo voy a terminar ya ni lo empiezo.

De vez en cuando necesito reinventarme a mi misma como persona y como profesional porque el día a día hace que caigamos en la monotonía y eso me aburre.

 

  1. ¿Qué te llevó a emprender y hace cuánto tiempo que eres emprendedora?

Siempre quise estudiar Derecho, la culpa la tienen mi abuelo paterno y la serie de abogados Perry Mason. Mi abuelo no tenía nada que ver con el mundo del Derecho, salvo que le gustaba la serie y la veíamos juntos, guardo muy buenos recuerdos de esos momentos. Fui creciendo y cada vez tenía más claro que quería ser abogada, las injusticias nunca me han gustado y creo que hay que luchar hasta el final y no permitir que se nos pisotee, así que aquí estoy.

Una de mis asignaturas favoritas era Derecho Penal y siempre pensé que más adelante estudiaría Criminología. Fue tras 5 años de ejercicio que decidí apuntarme de nuevo a la Universidad y estudiar Criminología, y dicho y hecho.

Tenía claro que debía hacerlo antes de tener hijos porque después es más complicado y así fue, el último examen de la carrera que fue el de medicina legal y forense, ya estaba embarazada de pocas semanas de mi primer hijo.

Podríamos decir que emprendí en el mismo momento en que dejé el despacho para el que trabajaba y me puse por mi cuenta, estaba sola ante el peligro, sin ningún familiar ni conocido que pudiera echarme un cable, pero era lo que yo quería hacer, estaba claro que lo tenía que intentar y si no funcionaba pues ya buscaría otra salida pero lo tenía que probar.

Hace unos meses he vuelto a emprender con mi proyecto llamado Mama Legal.

 

  1. ¿Qué tal lo compaginas con la maternidad?

La conciliación es complicada, pero es la mejor opción al menos en mi caso. En cualquier despacho de abogados buscan gente con dedicación exclusiva, que trabajen muchas horas, y esto no era compatible con mi idea de ser madre y querer cuidar de mis hijos.

Ser autónoma me ha permito poder cuidarlos sin necesidad de llevarlos a la guardería, quitándome horas de sueño para sacar el trabajo adelante y reduciendo considerablemente el volumen de trabajo del despacho y por lo tanto de ingresos (yo lo equiparo a la reducción de jornada).

Acumulando las visitas del despacho el mismo día para no tener que dejarlos mucho rato, con la ayuda de mi madre en la medida de lo posible y compaginando con el horario de mi marido. Pero quitándome muchas horas de sueño.

No cambiaría nada en mi forma de conciliar. Es lo que he querido hacer sin renunciar a mis hijos y merece la pena el esfuerzo tanto laboral como económico.

 

  1. Háblanos de tu negocio

Recientemente he vuelto a emprender, he creado un despacho de abogados diferente, dirigido a familias, madres, padres, hij@s. Acompaño a las familias desde el embarazo, pasando por el parto y la infancia de sus hij@s.

No quiero que ninguna mujer vuelva a sufrir violencia obstétrica, que no respeten su plan de parto, que la separen de su bebé, que la engañen haciendo creer que no tiene leche suficiente, que la traten como a una niña sin poder de decisión porque se siente abrumada ante la llegada de su bebé…

No quiero que las empresas nos engañen más de la cuenta, tenemos derechos laborales relacionados con la maternidad y la paternidad y tenemos derecho a ejercerlos sin ser por ello despedid@s o acosad@s.

Quiero que se tengan en cuenta los Derechos de los niños y sean respetados. Y esto incluye las separaciones y divorcios en las que los pequeños suelen sufrir, tratando siempre de evitar este padecimiento y tramitar la separación de mutuo acuerdo dentro de lo posible.

En la web tengo una sección de blog con artículos propios sobre los temas que trato y también ofrezco cursos o sesiones individuales sobre los derechos que nos asisten.

Fue mi segundo embarazo el que me hizo cambiar nuevamente y desde el mes de marzo del 2017 creé Mama Legal.

 

  1. ¿Crees que España es un país que lo pone fácil para las madres trabajadoras?

No lo tenemos nada fácil, las políticas de conciliación familiar y laboral están a años luz de nuestros vecinos europeos y por el momento no parece que vayan a mejorar las cosas. Sin ir más lejos estaba prevista la ampliación del permiso de paternidad de 4 a 5 semanas a partir del 2018 y no va a ser posible ya que no se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado del 2018.

Las medidas de conciliación existentes son muy pocas y a veces difíciles de conseguir, muchas familias no se pueden permitir reducir su jornada laboral o cogerse una excedencia porque los números no salen y hay muchos gastos.

Y cuando otras familias deciden a pesar de todo reducir jornada por ejemplo, son las propias empresas las que no se lo ponen fácil, poniendo trabas o llegando a despedir.

Tampoco hay facilidades para las madres que trabajamos por cuenta propia, así que definitivamente podemos decir que no nos ayudan a conciliar.

 

  1. ¿Si no tuvieras hijos crees que trabajarías en otra cosa?

Haría exactamente lo mismo porque en mi caso la abogacía es vocacional, ya desde pequeña lo tenía claro.

Lo que sí puedo asegurar es que si no fuera madre quizás no habría emprendido y estaría trabajando en un bufete de abogados o en una gran empresa… quien sabe.

Lo que desde luego no habría creado es el proyecto Mama Legal, este nace única y exclusivamente de mi experiencia como madre y abogada.

 

  1. Háblanos un poco de tus hobbies

Una buena novela de intriga o policíaca de esas que te enganchan de principio a fin, aunque no me cierro a otro tipo de lectura. Pocos libros he leído últimamente, ya sabemos que con niños es difícil encontrar el momento para leer.

Me gusta cocinar sobretodo postres y pasteles, y que me ayuden mis dos chefs.

Practico yoga y meditación, me relajan y me hacen ver la vida desde otra perspectiva. También me gusta dar paseos al aire libre, la playa en verano y la montaña en invierno.

 

  1. ¿Algo más que quieras comentarnos?

Muchas veces cuando me conocen me dicen, no imaginaba que fueras así, solo por el hecho de ser abogada.

Quiero agradecerte que me hayas entrevistado, dándome la posibilidad de explicar mi proyecto y darme a conocer un poco más como persona, a mostrarme tal y como soy, ya que los abogados acostumbran a ser más serios y poco accesibles.

 

  1. Una frase que describa tu maternidad

Mis hijos sin saberlo me han convertido en la persona que hoy soy, aprendo cada día muchísimo de ellos, sobretodo a ser feliz y a amar por encima de todas las cosas.

 

 

Creo que yo me uno a su misma frase de: “Muchas veces cuando me conocen me dicen, no imaginaba que fueras así, solo por el hecho de ser abogada.” ¿A alguien más le ha pasado? 

Parece que  nos dan miedo o respeto los abogados no? Sin embargo con su entrevista he dicho: “Guaw, qué super mamá abogada! , tan cercana y empoderada!”.

Me ha enamorado, y creo que su entrevista ha sido suficiente para que cualquier familia que la necesite cuente con ella.

Gracias por hacernos ver a los abogados de otra manera 😉

 

 

 

 

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar