Si piensas en ser madre, no digas que no te avisé…

Querida mujer,
a ti que estás pensando en ser madre tal vez ahora o más adelante…

Todo lo que tus amigas, madre, conocidas, vecinas, etc. te cuentan sobre la maternidad es cierto!!
Es cierto que tendrás días de no dormir nada, o muy poco; momentos de locura y ganas de llorar; pasarán días sin que puedas llamar por teléfono a tu mejor amiga como hacías antes.
La ducha diaria puede pasar a ser cada 2 días. Y olvídate de la intimidad a la hora de ir al baño.

Por supuesto que tendrás que organizar la agenda para dejar a los niños con alguien y poder salir en pareja.
Y las salidas nocturnas improvisadas pasarán de ser discotecas como antes, a ser al hospital de urgencias porque tu pequeño está con fiebre alta o unos mocos que no puede respirar.

La cama será el lugar de sueño de tu marido, tus hijos y tuyo. Los momentos de intimidad pasarán a otro lugar de la casa (imaginación al poder!!).
El cansancio pasa factura y sin querer discutirás con tu pareja porque nunca verás suficiente todo lo que te ayude.

Y cuando decidas tener un hijo no digas que nadie te avisó de que todo esto podría pasar!! Dí que no te esperabas que fuera verdad, que pensabas que las madres éramos unas exageradas.
Ahora que ya lo tienes, ya no me cabe en la cabeza que digas que te arrepientes, que la maternidad es restar calidad de vida. Di que tu maternidad no es como la habías imaginado, pero no incluyas a todas en la idea de que estamos peor que antes de tener hijos.

Todo el mundo sabe (hasta los hombres) que cuidar de los hijos es el único trabajo de 365 días al año, las 24 horas del día y no remunerado con dinero. Y digo no remunerado con dinero porque la maternidad es impagable y porque tener hijos y disfrutar de ellos no se compara con dinero.

No me atrevo a decir si mi maternidad tiene un 70% de cosas buenísimas y un 30% de tirarme de los pelos o al revés , pero si me atrevo a decir que NO se pagan con oro esos momentos grabados en mi retina (el parto, su primera sonrisa, su gateo, su primera palabra, sus primeros pasos y miles más de ellos), que no me arrepiento de esa decisión y que si alguien me pregunta volveré a contarle todo lo bueno y también lo no tan bueno de esta locura de ser madre

Y que nadie diga que no lo sabía!!!!!

Deja un comentario